Google

domingo, 4 de junio de 2006

Frases sobre béisbol.

Amigos/as, quiero compartir con ustedes algunas frase sobre béisbol que encontré por allí. Espero que las disfruten, y si tienen alguna otra que no esté aquí, por favor agréguenla:
"Esto no se acaba hasta que se acaba". Yogi Berra.
El mejor plan de ataque es acabar tu labor antes de que él (Barry Bonds) llegue a la caja de bateo. Suena a salida fácil, pero es infinitamente mejor que un cuadrangular”…..Terry Mullholand, pitcher de los Marineros de Seattle.

Los más grandes jonroneros son los que se ponchan”….José Antonio Cuevas.

El béisbol es primordialmente vida síquica. La tensión del bateador con tres en base perdiendo 4-1 en el noveno innning en un juego decisivo, es como para enloquecer a una estatuta”….Roberto Hernández Montoya, en su libro Cien Años de Pelota en la literatura Venezolana.

El béisbol es una partitura que cada quien ejecuta como puede”….Dámaso Blanco.

El bisbol es la única experiencia intelectual del pueblo norteamericano”….John Updike.

Me gusta que mis jugadores estén casados y endeudados. Esa es la mejor manera de poder motivarlos”….Ernie Banks, en su época como instructor de los Cachorros de Chicago.

Por último, y para alegrarles el inicio de semana, un chiste -malo, pero bueh-:

Era un partido de softbol entre elefantes y hormigas, al turno en el cierre de la séptima entrada con bases llenas los elefantes, marcador hasta el momento - Hormigas 5, Elefantes 2.
En eso un gran batazo del señor elefante, un hit al jardín derecho, la multitud grita: corre, corre, corre, el elefante pasa primera y voltea, su entrenador lo manda a segunda y él corre, pasa por segunda y voltea, y el entrenador lo manda a tercera y luego a home, pero la jugada se aprieta y la bola ya va hacia home, parece que ambos llegaran al mismo tiempo.
La multitud grita desesperada: ¡¡¡Barrete, barrete, barrete!!!
El elefante se tira de panza unas milésimas antes de que llegue la bola, pero en el clavado arrolla a la hormiga catcher. Al darse cuenta se levanta de inmediato, toma a la hormiga en sus manos, la sacude y le dice: -Perdón hormiguita, fue sin querer. A lo que ella responde: -No se preocupe, señor elefante, yo en su caso hubiera hecho lo mismo.

2 comentarios:

Guido dijo...

Chiste malo con ganas jaja

Leo dijo...

Las freses. Muy bien. El chiste...
mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm
¿Era un chiste?